Can Sors

Masía del s. XIV reconvertida en cuidados salones rústicos con cocina catalana más un jardín con fuente para que sientas la naturaleza.

Saber mas...

Comentarios

  Es un restaurante familiar donde poder comer, familiares amigos.Trato inigualable, espectaculares platos muy buen precio el menú, cocineros con grandiosa experiencia. Decoración bellísima,camareros 10/10 espectacular lo recomiendo.

  Ambiente muy agradable con un magnifico patio excelente para las cenas estivales. La comida es excelente pero el servicio es excesivamente lento.

Una masia restaurante con un jardín precioso y muy buena comida. La calidad de los productos es muy buena y muchos de los platos que sirven necesitan una meticulosa elaboración que la bordan. Destacaría el menú del día por su relación calidad-precio. De la carta o a veces en el menú ofrecen: "cassoleta de rap", es excepcional!

Buena experiencia, gran patio con pozo,bien decorado. el trato sencillo y amable.buena comida casera y La Masia preciosa y bien conservada.

Es una masia donde se puede diferenciar las estancias,su entrada es una gran terraza donde se esta muy bien en verano, y si hace fresquito podemos pasar a varios pequeños comedores, en cuanto a su cocina nada complicada y muy tradicional, en epoca de caracoles no dejeis de probarlos

Mi pareja y yo visitamos con asiduidad Can Sors. Nos lo recomendó una amiga cuando nos trasladamos a vivir a Alella y desde entonces no hemos dejado de ir.

Marc y Paqui son super atentos y amables. Tienen siempre algún plato fuera de carta y sus recomendaciones son un acierto.

La terraza o jardín es fantástica para comidas o cenas en verano.
El año pasado celebré mi cumpleaños y todos los asistentes quedaron encantados.

El servicio es más que correcto. La verdad es que siempre ha sido rápido y como digo, sobre todo atento.
La relación calidad precio excelente.
Un lugar para disfrutar en pareja, amigos o familia. Totalmente recomendable!!!

Solamente nos quedamos en la terraza ya que hacía una noche muy calurosa pero la terraza completamente rodeada de plantas aromáticas es un lugar encantador donde cenar. El propietario se acerca a explicarte lo más fresco que le acaba de llegar esos mismo día, eso me encanta!
Los caracoles a la llauna impresionantes y la carne a la brasa realmente sabrosa. Se nota que trabajan con buena materia prima. Eso sin contar con la amabilidad de los propietarios.
Sin duda volveré pronto.

sencillo de explicar. todo lo que comimos buenisimo. sin sabores fuertes ni pesados al estomago. revuelto de bolets, caracoles, cordero y pies de cerdo... todo genial. a los pies yo le quitaria el all i oli. pero es algo personal. el tiramisu muy bueno