El Pla

Masía catalana.

Fusión de cocina Catalana-Suiza con producto de proximidad Cuina VO, excepto los quesos para nuestra deliciosa Fondue, que son importados directamente de Suiza

Saber mas...

Comentarios

 

Hemos ido unas 4 veces, siempre nos vamos contentos; pero la última vez que fuimos fue la mejor de todas, tuvimos suerte que ese día había Tataki de Atún en el Menú, erámos cuatro personas y todos lo pedimos; de lo mejor que hemos comido. El servicio y la atención por parte de todo el personal siempre excelente, comida de calidad a precios más que razonables. Vamos de Barcelona a La Roca sólo para comer allí y ya aprovechamos y nos damos una vuelta por el Centro Comercial. Recomendado 100%

Situado en una masía catalana restaurada con aparcamiento propio. Interior agradable y cálido. Servicio amable y atento. He comido el menú de buena elaboración y producto. los platos con acompañamientos y he pedido allioli que estaba muy bueno. muy recomendable si estas cerca.

 

 

Dispone de menú con productos autóctonos y ecológico, muy recomendable y de carta aunque no muy extensa.

La calidad de sus productos es muy alta y el servicio es muy amable y eficaz.

Dispone de un amplio aparcamiento.

 La carta consta de un menú proxi, elaborado con alimentos de proximidad y también de carta con entrantes y carnes brasasl. Además si no te quedas satisfecho con las cantidades puedes solicitar más sin suplemento. Los postres caseros en su mayoría ricos. La terraza fenomenal, con asientos acolchados que ofrecen una comodidad extra y además nos acompañó un pequeño grupo musical que amenizó la velada. El personal te da todo lujo de detalles sobre los menús y la carta. Te sirven 4 variedades de pan y en cantidad. Sin duda volveremos, nos encantó.

Es un restaurante que por suerte tenemos cerca de casa. Ya que nos gusta ir siempre que podemos. El personal es agradable y profesional. Respecto la comida, siempre nos solemos decantar por el menú de proximidad, ya que nos gusta que nos sorprendan con sus platos deliciosos y originales. Es un lugar en el que sin duda, siempre que puedo, repito, y ya lo he tomado como mi restaurante de la zona favorito.

El restaurante tiene mucho encanto, principalmente en verano ya que el jardín es muy bonito y tranquilo, la verdad os aconsejo de que no dejéis de cenar una noche allí, vale la pena, principalmente los sábados que hay música en vivo. La comida genial, sinceramente no se que recomendar porqué todo está muy bueno y la relación calidad - precio es mas que aceptable. Frank el jefe de cocina es un gran cocinero. Realmente el sitio es muy recomendable en

Encontramos este sitio de casualidad, un lugar muy acogedor, con una gran atención por parte del personal. Aconsejo el sitio para comidas familiares y de amigos. La comida, realmente buena, dentro de la gastronomía catalana de calidad, un par de especialidades del chef que aconsejo probar, creo, de origen suizo. Los entrantes no dejan indiferente, el jamón serrano y las croquetas de gambas, no defraudaron en absoluto. La chuleta de Angus, exquisita! Y para terminar tatin de manzana, que para mi gusto se sirvió muy caliente y con el helado demasiado deshecho, estaba muy muy rico. Aconsejo los menús de calçotada!

 

Lugar inmejorable. En verano en su terraza a la fresca y con música en vivo. En invierno cálidas salas con el olor de la brasa, familiar, para ir en pareja y celebrar lo que sea, para ir sola o celebrar cenas con amigos o comidas de empresa. Da igual. Hay que ir y pedir cualquier plato de la carta o del menú y deleitarnos con la cocina del Xef.
He catado muchos platos y muchos postres: calçots y su inmejorable salsa, ensaladas exquisita, carnes a la brasa. Cocina de VO.
La presentación de los platos está hecha con gracia, además de ser una cocina de productos de la tierra, mezcla platos con toques de otros países. Una combinación para el paladar que no os podéis perder!!
Y los domingos si sois un grupo de más de 20 abren exclusivamente para vosotros! Está genial.
Ah! Y la Mestresa de la Casa, sabe hacer cócteles, por si queréis y os atrevéis a probar alguno antes de iros…
Felicidades por el trato, la cocina y por cuidarnos siempre que vamos.
Volveré!

Nos encanta ir a este restaurante familiar. Buenísima la comida, sobre todo la carne a la brasa. Ensaladas de primera, primeros y segundos platos exquisitos. Y los postres son delicados y deliciosos. Repetiremos en cuanto podamos. Hay terraza exterior. Tiene párquing.

  Acudimos por las buenas valoraciones en Tripadvisor. Buena atención telefónica durante la reserva y con explicaciones para llegar. Es muy fácil. Amplio aparcamiento que posiblemente requiera una mejora en jardinería y para evitar algo de barro al acceder al parking cuando llueve pero ningún problema. Gran terraza que también es susceptible de mejora en la decoración, ambientación, pero es correcta. El edificio es una antigua masía que conserva detalles de lo que fue como las cuadras en una de las salas. La decoración es agradable, se ve todo cuidado, con detalles. Mantiene su tono rústico pero con equilibrio. Hay pequeñas salas y suficiente separación de mesas que permite hablar. Inmediata atención y ubicación. Rápida entrega de cartas y menú. Oferta amplia en ambas opciones. Éstas no ofrecen ninguna novedad. La carta de vinos es variada.Quizá caldos catalanes en minoría en los negros si lo recordamos bien. Reproducen los platos típicos de cocina local. La llegada de los platos es rápida y aquí ya se observan detalles de calidad y cantidad que merecen valoración positiva. Los postres también en línea de calidad y presentación. Servico atento, interacciona con correción, buena predisposición. La correlación de todos los factores a la que unimos el factor precio hace que lo califiquemos de "notable". Tiene capacidad para crecer, mejorar más lo que ya es bueno y tiene base. Lo recomendamos.

No lo conocía, y me ha sorprendido; esperaba menos y ha sido más. Buena materia prima, bien cocinada, buen servicio y precio muy correcto. Ningún pero.